Drogodependencia  
 

Drogodependencia

DrogodependenciaDe entre las numerosas definiciones existentes, resulta especialmente clarificadora la de FUNES para quién “droga” será cualquiera de las múltiples sustancias que el hombre ha usado, usa o inventará a lo largo de los siglos, con capacidad para modificar las funciones del organismo vivo que tienen que ver con su conducta, su juicio, su comportamiento, su percepción o su estado de ánimo. No existe “la droga”, sino diversas sustancias, más o menos adictivas, consumidas de diferentes formas por diferentes personas, cuyos efectos y consecuencias pueden ser muy variadas.

¿Qué es y qué no es droga?

Las relaciones de dependencia que una persona establece a lo largo de su vida pueden ser muchas y diferentes (puede depender de la familia o el trabajo, la pareja, un/a amigo/a, de determinadas actividades como el juego de azar, las compra, etc.). Estas vinculaciones pueden convertirse en ocasiones en estilos de alienación, eventualmente con complicaciones parecidas a las drogodependencias (juego patológico, por ejemplo) y pueden considerarse como dependencias no ligadas al uso de las sustancias. Pero ni la televisión, ni el juego o el ir de compras son drogas.

Por consiguiente con el nombre de droga, se hace alusión a:

Una sustancia psicoactiva, cuyo consumo produce en el usuario modificaciones en el estado psíquico y a veces físico y que es susceptible de causar dependencia si se insiste en su consumo.

Dependencia

Necesidad imperiosa e incontrolable que tiene una persona de ingerir una determinada sustancia. Puede ser de naturaleza física y/o psicológica.

Drogodependencia
Dependencia psicológica

Hace referencia a la necesidad creada por el contacto con la droga y que lleva a buscar compulsivamente los efectos que produce. La consecución y el consumo de la sustancia se convierte en la conducta prioritaria, desplazando cualquier actividad o centro de interés que hubiera sido importante para el individuo anteriormente.

Dependencia física

Algunas drogas producen en el organismo, después de un consumo continuado, cambios debidos a la adaptación del cuerpo a la presencia de la droga en su interior. La interrupción del consumo habitual genera una serie de trastornos físicos que varían de intensidad según el tipo de droga, la cantidad de sustancia y el estado del organismo y que constituye lo que se conoce como síndrome de abstinencia. La dependencia física es relativamente fácil de romper tras un periodo de desintoxicación ya que, con ayuda o no de fármacos, desaparece al cabo de unos días (o como mucho unas semanas).

Tolerancia

Necesidad de aumentar la dosis para poder conseguir efectos similares, debido a un proceso de adaptación del organismo al consumo habitual de la droga. Esta tolerancia no es ilimitada (para algunas drogas hay dosis mortales), ni igual para las diferentes sustancias o individuos.

adicción a internet - drogadicción - drogas y efectos - drogodependencia Volver a:Adicciones
  Drogodependencia