anfetaminas y metanfetaminas

 

 

Drogas que estimulan el sistema nervioso central

anfetaminas y metanfetaminasLas anfetaminas y metanfetaminas pertenecen a un grupo de drogas que estimulan el sistema nervioso central y se utilizan en forma indiscriminada para adelgazar, aumentar el rendimiento físico o reducir el cansancio.

Las anfetaminas pueden ser utilizadas por vía oral, fumadas, inhaladas y también se disuelven en agua para inyectarse.

En el caso del éxtasis los efectos son variables, según el ambiente en el que se utilice. Por ejemplo, en las fiestas de baile o fiestas «rave» (drogas, alcohol y sexo indiscriminado), los efectos estimulantes se incrementan de modo tal que la persona puede soportar mucho tiempo bailando. Estas fiestas se llevan a cabo por lo regular en casas particulares y sin la presencia de alguien adulto. La sensación de confianza que produce el efecto de esta droga (sensibilización de la piel), promueve sentimientos de cercanía y manifestaciones de afecto con conocidos y extraños; esto tiene como consecuencia, relaciones sexuales con la consiguiente promiscuidad, embarazos no deseados o posible transmisión de enfermedades venéreas (incluido el SIDA).
anfetaminas y metanfetaminas

La mayoría de estas sustancias se produce en laboratorios clandestinos y sin vigilancia sanitaria.

Los efectos de estas sustancias pueden ser impredecibles, por lo que el tratamiento se dificulta.

Nombres populares de las anfetaminas

  • Hielo
  • Elevadores
  • Anfetas
  • Corazones
  • Tacha
  • Éxtasis

Efectos del uso de anfetaminas y metanfetaminas a corto plazo

  • Sensación de energía y confianza, inquietud, excitación e insomnio.
  • Aumento de la frecuencia cardiaca, de la respiración y la presión arterial.
  • Estados de ánimo alterados: ansiedad, hostilidad, agresión e irritabilidad.
  • Sudoración y pupilas dilatadas.
  • Disminución del apetito.
  • Alucinaciones.
  • Visión borrosa, mareos, dolores abdominales y disminución de la coordinación motora.
  • Sensación de ingravidez (sensación de estar flotando).
  • Conducta irracional y extraña.

Efectos del uso de anfetaminas y metanfetaminas a largo plazo

  • Fuerte dependencia psicológica.
  • Irritabilidad, confusión, temblores, estado mental de desorientación.
  • Cambios bruscos en el estado de ánimo: depresión y euforia.
  • Ansiedad, psicosis paranoide y conductas violentas.
  • Desnutrición, debido a la pérdida de apetito.
  • Hepatitis e infección por VIH cuando la droga se usa inyectada con jeringas infectadas.
  • Pueden presentarse accidentes vasculares cerebrales.
Síntomas que presenta una persona que utiliza anfetaminas y metanfetaminas
  • Discusiones familiares frecuentes.
  • Disminución en las horas de sueño.
  • Bajo rendimiento escolar, cambio de amistades.
  • Rechazo de alimentos.
  • Pronunciada irritabilidad.
  • Bajo el efecto de la droga, salta de un tema a otro, hace planes para el futuro, habla demasiado.
  • El dinero no le es suficiente para sus gastos habituales.
  • Algunas veces manifiesta ideas «extrañas», poco reales, difíciles de llevar acabo.
tabaco - cocaína - hachis y canabis - alcohol - anfetaminas y metanfetaminas - éxtasis - barbitúricos - alucinógenos - opiaselos - inhalantes - Volver a:Adicciones
  anfetaminas y metanfetaminas