Ejercicios corporales

Ejercicios corporales

Ejercicios corporales para los huesos

Los ejercicios corporales que ofrecemos en este articulo fueron extraídos del programa bones for life que busca con sus propuestas conducir a los huesos a responder a la presión y a sentir la fuerza de la gravedad y coinciden con las teorías actuales que buscan conservar en buenas condiciones nuestra estructura ósea.
Ovulación

Ovulación

En general, la ovulación se produce a la mitad del período entre una menstruación y otra. En ese momento se produce un pequeño ascenso de la temperatura corporal, tomada en estado de reposo.

Ejercicios corporales

Primera sesión de ejercicios corporales

  1. Estírate en el suelo cómodamente, con los brazos a lo largo del cuerpo. Tómate un tiempo inicial para observar cómo está tu cuerpo, qué partes pesan más, cuáles menos, dónde hay más tensión, dónde un mayor bienestar, qué dibujo deja la huella de tu cuerpo sobre el suelo, dónde hay espacio entre el cuerpo y el suelo y dónde no.
  2. Pon tranquilamente las plantas de los pies sobre el suelo, con las rodillas dobladas y mirando hacia el techo, dejando un espacio cómodo entre las dos piernas.
  3. Presiona con firmeza la planta del pie derecho sobre el suelo, mantén un momento y luego suelta la presión, sin despegar la planta del pie del suelo. Procura que la presión sea ejercida por la totalidad de la planta del pie, como si quisieras que quedara la huella bien dibujada sobre el suelo. Efectúa la presión con decisión. Investiga el modo de hacer esa presión con mucha menos fuerza de la que hayas usado en tu primera vez.
  4. Repite la acción de presionar con toda la planta y soltar la presión varias veces seguidas, sin correr. Tómate tu tiempo, disfruta con lo que estás haciendo, capta qué está pasando en la totalidad del cuerpo. Y no olvides efectuar una presión menor que la que has hecho inicialmente. Busca un porcentaje de presión mínimo. Sigue observando qué pasa con el cuerpo, qué provoca ese mínimo de acción de la planta del pie.
  5. Descansa unos momentos. Puedes bajar las piernas si lo deseas y sentir cómo está tu cuerpo ahora.
  6. Repite esta sesión con el otro pie. Observa las sensaciones del cuerpo, si se desplaza sobre el suelo, cómo lo hace, qué pasa en la columna.
Segunda sesión de ejercicios corporales
  1. A continuación, manteniendo la misma posición, es decir, con las piernas dobladas, ligeramente separadas, y las plantas de los pies pegadas al suelo, coloca el dorso de la muñeca derecha sobre el suelo, por encima de la cabeza, tocando suavemente la parte alta del cráneo, es decir, la coronilla. La zona articulada de la muñeca debe coincidir con el centro de la coronilla. El brazo debe estar cómodo, reposando sobre el suelo. El codo queda abierto hacia el exterior.
  2. En esta nueva posición, repite una serie de pequeñas presiones de la planta del pie sobre el suelo. Recuerda que la presión debe ser mínima y que la planta del pie debe seguir manteniendo el contacto completo con el suelo, tratando de que el dibujo de la huella sea lo más completo posible. Observa qué pasa ahora, si se desplaza el cuerpo, cómo circula el movimiento iniciado por la presión de la planta del pie a través de la pierna, de la cadera, del tronco, del cuello, del cráneo.
  3. Efectúa varios ciclos de presionar y soltar seguidos, con un ritmo muy tranquilo, en un estado de observación despierta y con la curiosidad de no perderte detalle de lo que pasa.
  4. Luego trae el brazo derecho a lo largo del cuerpo tranquilamente. Pósalo sobre el suelo y descansa.
  5. Repite la misma secuencia con el lado izquierdo. Sigue observando el vaivén delicado que se inicia a partir de la presión de la planta del pie y, al cabo de unos cuantos movimientos, termina regresando a la posición de reposo, brazos y piernas estirados. Ahora observa cómo está tu cuerpo, en relación con las sensaciones captadas al inicio de toda la sesión.
Tercera sesión de ejercicios corporales
  1. Vuelve a colocar las dos piernas ligeramente separadas, con las rodillas dobladas y las palmas de los pies en el suelo. Los brazos descansan a lo largo del cuerpo. Localiza tu pelvis.
  2. Siente su peso, su forma, el contacto con el suelo. Investiga diferentes puntos de contacto con el suelo, empezando unos movimientos suaves, como si dibujaras un círculo sobre el suelo.
  3. Traza un recorrido en el sentido de las agujas del reloj, meticulosamente, con suavidad. Cuando sientas claramente ese circuito, reposa unos momentos.
  4. Realiza la misma propuesta dibujando ahora el círculo en el sentido inverso. Una vez más, descansa, baja las piernas, y observa sin prisas qué pasa en tu cuerpo.
  5. Después de unos momentos, retoma la posición inicial: piernas dobladas, ligeramente separadas, sin abrirlas más allá de la medida de tus caderas, plantas de los pies bien apoyadas en el suelo.
  6. A continuación, levanta ligeramente la pelvis y golpea sobre el suelo con ella repetidas veces, como un juego en el que se tratara de despertar la parte más profunda del hueso.
  7. Investiga distintos puntos sobre los que efectuar los pequeños golpecitos, sin alejarte mucho del suelo, lo justo para poder ir rebotando una y otra vez, con delicadeza.
  8. Procura coger un ritmo activo, simpático, seguido, y buscar todos los puntos posibles sobre los que efectuar esa acción, sintiendo la variedad de puntos de contacto y de presión de la pelvis contra el suelo.
  9. Al cabo de un rato, descansa y observa qué sensaciones aparecen. Esos golpecitos son un auténtico estímulo para el hueso, que se oxigena y se activa desde su interior.
Esta propuesta permite llegar de una forma especial a activar una zona que pocas veces se trabaja en este sentido y que, sin embargo, merece mucha atención. La pelvis es el centro que sostiene toda nuestra columna, es un núcleo esencial para el equilibrio del ser humano. Muchas veces desconocemos la importancia de su función y de que esté desbloqueada. Suele ser una de las zonas críticas cuando aparece la osteoporosis. Este ejercicio nos permitirá activarla y prevenir el desgaste de la masa ósea.
Celos en la pareja

Celos en la pareja

Los celos en la pareja constituyen una emoción profundamente humana, ya que denotan que no somos insensibles a las acciones de la persona a la que amamos. Los sentimientos de inferioridad constituyen una de las causas más frecuentes de los celos. Quien duda de sí mismo, quien no está contento con su vida, quien se sien te menospreciado o, simplemente, sobrecargado, se vuelve extremadamente sensible.

El cuerpo de la embarazada

El cuerpo de la embarazada

Algunas gestantes rechazan su vientre abultado. Un sentimiento que, a decir de los psicólogos, esconde miedos propios de la maternidad. El temor es lógico; cuando el bebé nazca ya nada será igual.

Embarazada en invierno

Embarazada en invierno

Transitar con panza por los meses más fríos del año también exige ciertas precauciones. Habrá que cuidarse de catarros y gripes, no abusar de los alimentos con muchas calorías y no tomar medicamentos sin la autorización del obstetra. Estas son algunos de las recomendaciones básicas para las embarazadas en invierno.

La fidelidad de la pareja durante el embarazo

La fidelidad de la pareja durante el embarazo

El anuncio de la llegada de un hijo transforma la vida sexual del matrimonio y, en algunas ocasiones, despierta en la mujer dudas sobre la fidelidad de la pareja durante el embarazo. Algunas mujeres, durante los meses de embarazo, padecen una gran angustia ante la idea de que sus compañeros se sientan atraídos sexualmente por otra mujer.

La importancia de la lactancia materna

La importancia de la lactancia materna

Debemos conocer la importancia de la lactancia materna, ya que es lo mejor para la salud física y psíquica tanto de la madre como de su hijo, y ofrece innumerables beneficios a ambos.

Recientes estudios acaban de añadir dos importantes ventajas más que la lactancia natural ofrece a la madre: reduce a la mitad el riesgo de padecer cáncer de mama y ovario.
Lactancia natural

Lactancia natural

Son tan evidentes las ventajas de la lactancia natural que, prácticamente, todas las madres desean amamantar a sus bebés. Sin embargo, a veces el proceso se complica. Al menos los cuatro primeros meses de vida del bebé y, si es posible, hasta los seis. Como límite mínimo se recomienda la leche materna durante los 28 primeros días, período en el cual el niño está más expuesto a sufrir infecciones.

Los trastornos menstruales

Los trastornos menstruales

El estrés laboral y emocional repercute de inmediato en el sistema regulatorio de la función ovárica. ¿Cómo se producen? ¿Por qué ocurren? ¿Cuál es su tratamiento? La información que aclarará todas tus dudas sobre los trastornos menstruales esta en este articulo.

Tipos de piel

Tipos de piel

Ninguna crema, por buena que sea, sirve para todos los tipo de piel. Cada piel es distinta y necesita cuidados, productos y tratamientos adecuados a sus características. Cualquier mujer soñaría con mantener el cutis que poseía cuando era un bebé.

Trabajo en el hogar

Trabajo en el hogar

Discreta pero en ascenso, corre una nueva tendencia entre algunas profesionales de buen pasar: trabajo en el hogar . Pero ya no se trata de ser silvestres amas de casa, sino de revalorizar un espacio propio. Para balancear vida privada y trabajo.

Menstruación

Menstruación

Podemos afirmar que desde el punto de vista biológico la menstruación es una pérdida de sangre que procede del útero. Esta perdida es consecuencia de la preparación de la mucosa interna del útero, la cual forma un lecho vascular que, en su desarrollo, dará lugar a la placenta. Este órgano es muy importante en la gestación puesto que se encarga de la nutrición del feto, de regular su crecimiento y de su metabolismo.
La importancia de la piel

La importancia de la piel

En este artículo les hablamos de la importancia de la piel . Lo fundamental de la piel es la protección; gracias a su dureza preserva a los tejidos que recubre de los efectos de golpes, rozaduras, arañazos, etc., y, debido a su poder de contracción, impide la entrada de mucho frío y, a la vez, facilita la salida del exceso de calor.
La obesidad

La obesidad

Cuando miramos al espejo y vemos que estamos (en algunos casos) con kilos de más, queremos perderlos de un día para el otro, pero eso -como ustedes saben- es imposible.

Sin embargo, podemos empezar una dieta que estoy segura dará resultado, porque los kilos sin lugar a dudas entran por la boca.
Varices

Varices

Comúnmente, hablamos de várices cuando vemos una dilatación anómala de las venas superficiales de las piernas. Sin embargo, variz es toda dilatación de una estructura venosa, existen várices esófagicas, esto es muy frecuente en personas alcohólicas, o várices hemorroidales (las hemorroides). Entonces, queda claro que en cualquier territorio corporal pueden presentarse várices en su estructura venosa.
El acne

El acne

El acne es la enfermedad más frecuente en los adolescentes, pero quiero decirles que puede aparecer a cualquier edad, aunque es más frecuente en los jóvenes. Es más, podría decirles que cerca del 90% de las personas presenta acné entre los 12 y 24 años. Se caracteriza por inflamación en la piel y aparición de granos, sobre todo en cara, pecho y también espalda. Esto ocurre porque los poros de la piel se obstruyen debido a la secreción de grasa, células cutáneas muertas y bacterias.
¿Cómo prevenir las varices?

¿Cómo prevenir las varices?

Esta claro de que existe una causa principal de la mayoría de las enfermedades de las venas: las impurezas de la sangre. Por consiguiente, mientras no desaparezca de nuestro líquido vital el exceso de residuos e impurezas que enferman los conductos venosos, resultará difícil, diría imposible, combatir con éxito estas enfermedades.

Sexologia

Sexología

Falta de tiempo y cansancio: dos de los principales responsables de poner en jaque durante el año al tan sensible deseo sexual. Por eso, las vacaciones aparecen como el ansiado ¡ahora o nunca! para encender una llama que no se apague, aunque el año próximo se presente aún más agotador que el que termina ahora. ¿Una expresión de deseos?, nada de eso, simplemente se trata de aplicar algunos de los consejos de sexología que encontrará a lo largo de este informe.

Paranoia cotidiana

Paranoia cotidiana

"¿Qué me habrá querido decir?", es una de las tantas preguntas que se hace, una y otra vez, quien tiene personalidad paranoide. Vale aclarar que la paranoia cotidiana no debe confundirse con la paranoia pura, una severa enfermedad mental que requiere atención psiquiátrica.

Dolor de cuello

Dolor de cuello

A través de una novedosa técnica, la rizotomía, se "desactivan", con precisión microscópica, los nervios responsables del dolor de cuello , uno de los más comunes y molestos que se conocen.

Bronceado sano para la piel

Bronceado sano para la piel

Tomar sol tiene sus riesgos, ya lo sabernos. Ponerse cualquier cosa sobre la piel para broncearla, también. Pero, por otra parte, se puede -y se debe- tomar sol con inteligencia, para poder lucir orgullosos ese color de piel que, como decía Aristóteles Onassis es "el color de la prosperidad". En este artículo encontrará la opinión y los consejos de cuatro especialistas en dermatología, algo así como el "ABC" en materia de bronceado sano para la piel

Tratamientos corporales

Tratamientos corporales

Bajo el título "Huesos para toda la vida", se han celebrado en Madrid unas jornadas sobre la aplicación del Método Feldenkrais que consigue a partir de tratamientos corporales unos huesos que duren toda vida.

La circulación de la sangre

La circulación de la sangre

Muchas veces nuestro medico nos recomienda caminar a la orilla del agua para tonificar las venas y mejorar en buena medida las piernas. Es un interesante ejercicio que beneficia mucho a la circulación de la sangre por nuestro organismo.

 
.. Volver a:Mujer Salud .. Contacto :: Agreganos a tus Favoritos ..