Disciplina, obediencia y responsabilidad
Salud infantil

Enseñanza para los hijos

¿Qué palabras vienen a su mente cuando piensa en disciplina? ¿Obediencia, castigo, manipulación de niños? Seguramente, para la mayoría de las personas, esta palabra tiene una connotación negativa. Sin embargo, disciplina significa enseñanza, guía y no castigo. Viene de «discípulo»: alguien que se identifica con su líder y trata de seguir sus pasos.

Disciplina es entonces la tarea lenta, paso a paso, que empieza desde la cuna, de ayudar a los niños a ver el sentido de actuar de una cierta forma. Es un proceso de aprendizaje normativo, no meras técnicas, que le enseñará al niño cómo, cuándo y para qué controlarse en cada uno de los momentos de su vida, lo que es la base de la socialización.

Disciplina, obediencia y responsabilidad

Cuando la disciplina es educativa el niño aprende de las consecuencias de sus errores y a lograr el control de sus impulsos. El amor y el control son dos de los ingredientes claves para disciplinar asertivamente.

Queremos que los niños se vuelvan personas independientes, por eso la meta es la autodisciplina, cuyos objetivos son: el autocontrol, la cooperación y la responsabilidad.

La disciplina implica procedimientos preventivos y correctivos.
Disciplina, obediencia y responsabilidad

Ayuda a que el niño progresivamente se vaya haciendo cargo de su vida, tome decisiones v aprenda de las consecuencias de las mismas. Si bien necesitan ir probando sus alas, también quieren un lugar seguro y estructurado para retornar. Necesitan opciones y guías.

Las reglas les ocasionan resistencia y a veces aislamiento, pero excesiva libertad les provoca inseguridad, desprotección, sensación de abandono y falta de cuidado. Los límites son la necesidad de un espacio para crecer y crear donde el niño pueda moverse con la posibilidad de elegir sin sanciones, aprendiendo a controlar sus deseos inmediatos e impulsos.

La libertad con límites implica cuidado, cautela, apoyo, seguridad y protección. Padres firmes, pero cariñosos.

¿Por qué la disciplina?

Existen dos razones para disciplinar a los niños. Primero, necesitamos mantener su comportamiento dentro de ciertos límites que establecemos como educadores. Ejemplo, no podemos permitirles escaparse hacia la calle, jugar con nuestras pertenencias más delicadas, que nos peguen durante una rabieta, que agredan a su hermanito o que destruyan juguetes ajenos. Es importante establecer estos límites sabiamente, porque de lo contrario podemos encontrarnos en la incómoda posición de defender reglas que realmente no creemos, ni que nos interesan, o que no las tomamos en cuenta para nada, porque las consideramos irrazonables. Entonces, el niño descubre que como no creemos lo que decimos, no necesitamos realmente ser obedecidos. Esta incongruencia nos lleva a actuar de manera inconsistente y poco convincente frente a ellos.

La segunda razón para disciplinar a los niños tiene que ver con un objetivo a largo plazo más difícil y complicado de lograr: enseñar a los niños a establecer sus propios límites y reglas.

Los padres y maestros somos responsables de la enseñanza de la autodisciplina de nuestros niños. Desafortunadamente, la autodisciplina ha tenido un significado negativo para mucha gente, ya que se ha asociado con hacer algo que realmente no se desea. Pero la verdadera disciplina es la que proviene desde dentro, es una herramienta útil que conduce al autocontrol. Nos ayuda a balancear nuestras necesidades, derechos y deseos con los de los otros, dándole a nuestra vida la forma que queramos. Por eso constituye una excelente habilidad para enseñar a nuestros niños. Disciplinar a un niño frecuentemente se torna una experiencia emocional confusa. Por eso es necesario mantener los dos objetivos firmes en la cabeza.

Obediencia y responsabilidad

Ningún niño es igual a otro. Cada uno nace con un temperamento y atraviesa etapas de desarrollo particulares. Una misma técnica no es aplicable en todas las situaciones. El padre sabio desarrolla un conjunto de habilidades que le permite adaptar los métodos a diferentes edades y situaciones.

Recompensa y castigo no constituyen métodos eficaces, porque enseñan al niño a esperar que un adulto sea responsable de su conducta. Las estrategias tradicionales de disciplina que implican castigo le dicen al niño: «tu no eres bueno ni habilidoso». Niegan la oportunidad del niño para descubrir sus fortalezas y cualidades. Un niño es incapaz de usar sus recursos internos cuando es convencido de que no los tiene. Crecer con temor disminuye la cooperación y aumenta la desconfianza.

Adolescencia

La adolescencia es un complejo desarrollo hacia la madurez personal; en la medida que el ser humano elabora las distintas fases del proceso es más capaz de tomar y llevar a cabo decisiones de manera responsable.

Adolescencia
Crecimiento y composición corporal infantil

No hay duda de que el proceso dinámico y continuo del crecimiento ha estado unido en forma indisoluble a cambios en la composición corporal que pautan las características físicas generales de cada período de la infancia. A continuación encontraran un análisis dedicado exclusivamente al crecimiento y la composición corporal.

crecimiento y composición corporal infantil
Etapas del desarrollo

En la infancia se forman las primeras experiencias, vivencias, sentimientos y actitudes que definirán, en gran medida, cómo seremos en el transcurso de nuestra vida. Por este motivo las etapas del desarrollo infantil cumplen un papel primordial en lo que es la construcción de la personalidad.

Etapas del desarrollo

Baby sitter

Ningún buen momento dura eternamente. Y menos el que una madre disfruta con su hijo recién nacido porque, cuando menos se lo espera, se acaban los meses de licencia por maternidad y debe reincorporarse a su actividad laboral. Y es en ese momento en el que hay que buscar los servicios de una baby sitter.

Baby sitter

Comportamientos de los bebes

Por el momento, no saben hablar ni caminar, pero su pequeña cabecita empieza a trabajar a una velocidad insospechada desde el mismo instante de nacer. Es sorprendente observar los comportamientos de los bebes.
Comportamientos de los bebes

El primer día de colegio

Cada chico afronta el primer día de colegio de diferente manera. Los padres podemos ayudado a pasarlo lo más agradable posible. Las dificultades no siempre se manifiestan el primer día; a veces las lágrimas y el malestar aparecen unos días después.
El primer día de colegio

Etapas de crecimiento: un año

Cuando los bebes tienen un año todo se llama igual. Dicen "guau-guau" refiriéndose a una mariposa, o "pan" cuando quieren una galletita. Así se abren camino en el complicado laberinto del lenguaje.
Etapas de crecimiento: un año

Etapas de crecimiento: dos años

Un niño de dos años de edad no es un cliente fácil para una tienda de ropa. Por ello, comprarle ropa se convierte en una empresa ardua para la que hay que pertrecharse con inteligencia, paciencia y sentido del humor.
Etapas de crecimiento: dos años

Etapas de crecimiento: tres años

No hace falta insistir para que los pequeños de tres años edad -inquietos por naturaleza-, se muevan. Ahora bien, si encima nos sumamos a la fiesta, disfrutarán todavía más.
Etapas de crecimiento: tres años

Etapas de crecimiento: cuatro y cinco años

Muchas veces los niños no tienen ganas de jugar y no saben qué hacer para combatir el aburrimiento. Si esto sucede con demasiada frecuencia, su fantasía necesita un estímulo.
Etapas de crecimiento: cuatro y cinco años

Etapas de crecimiento: nueve a once años

Los niños entre nueve y once años de edad viven una etapa de crecimiento compleja. Los niños también tienen problemas y necesidad de resolverlos. Lo más inteligente por nuestra parte es mantenernos cerca de ellos para darles una mano, pero sin saturarlos.
Etapas de crecimiento: nueve a once años

Desarrollo del bebé

En este artículo hablamos de ciertas generalidades que se dan en la relación vincular entre una madre y su bebé. También mencionamos cómo las interacciones, los encuentros, los desencuentros, las presencias o las ausencias entre ambos, irán posibilitando el desarrollo del bebé .

Desarrollo del bebé

Maduración del bebé

La maduración del bebé en los comienzos depende por completo de los cuidados físicos, pero a su vez es dependiente e independiente. ¿Por qué? Porque está todo lo que el bebé trae genéticamente, sus potencialidades, que van a ir recibiendo los cuidados ambientales, posibilitando la marcha interrumpida de los procesos de maduración.

Maduración del bebé

Educación infantil

Es fundamental la función del adulto en la adquisición del lenguaje, creando un espacio para interactuar con el bebé o niño, interpretando sus deseos y necesidades, dándole sentido y significación al mundo que lo rodea. Para esto son muy efectivos los cuentos para niños .

Educación infantil

Cuentos para niños

¿Cuáles son las cosas básicas que hay que saber con un bebé recién nacido en casa ? Unas cuantas. Por eso, a tomar nota y leer atentamente todas las precauciones, a tener bien en cuenta que van desde cuidar la temperatura de su cuarto y del baño hasta la manera de evitar infecciones y accidentes.

Cuentos para niños

Bebé recién nacido en casa

El primer año de vida es un tiempo crucial para el desarrollo psicomotor . Por eso quienes tengan a cargo el bebé deben estar atentos y receptivos a sus necesidades. Nuevos gestos, vocalizaciones y posturas invitaran al adulto a cambiar su forma de comunicarse y jugar con el pequeño. Las actividades que puede hacerse son varias y todas divertidas. Les proponemos algunas para ponerse en movimiento con sus bebés de tres y seis meses.

Bebé recién nacido en casa

Desarrollo psicomotor

Educar en las áreas de la disciplina, obediencia y responsabilidad sabemos que no es fácil. Pero es muy necesario porque eso le enseñará al niño cómo, cuándo y para qué controlarse en cada uno de los momentos de su vida, lo que es la base de la socialización. El amor y el control son dos de los ingredientes claves para disciplinar con éxito. Conozcamos otras ayudas para esta tarea de la que no podemos escapar en la crianza de un hijo.

Desarrollo psicomotor
Mail | Favoritos | Salud Infantil